Cómo crear un Marcador Exigente

Por Abel Salas.

Tu éxito en tu trabajo, en la empresa, en tu familia, en el estudio, en tu vida profesional, va aunado a una meta, a una visión de futuro, lo que podríamos llamar un marcador exigente. Un marcador o meta exigente hay que alinearla con todo lo que haces en función de ese marcador, de esa meta. Absolutamente todo. Pero ¿tiene usted su marcador exigente?, ¿para cuándo tiene usted ese marcador exigente? ¿Dónde quieres estar y en qué fecha límite desea alcanzarlo?

Primero fije ese marcador y revíselo todos los días. Concéntrese en el resultado final de ese marcador y hágalo con fuerza. No deje de pensar en él. Le ayudará compartir su marcador exigente con sus compañeros de equipo, de su trabajo o su o sus amigas o amigos. Esta es una forma poderosa para adaptarse más rápidamente a una nueva situación que lo conduzca a su marcador con más precisión y rapidez.

Segundo, si usted ya fijó su marcador, su meta, llévele a la acción. Practique disciplinadamente todos los días para alcanzar el marcador exigente. Esto no lo va a conseguir hasta tanto sepa exactamente qué es lo que tiene que hacer. Usted es el único responsable de su resultado.

Tercero, es necesario crear un nuevo normal, una imagen nueva de esa meta con mejores actitudes y comportamientos que lo llevará hacia el marcador exigente. Una actitud poderosa, positiva, energizante y contagiante debe ser renovada cada día, con disciplina y compromiso.

Cuarto, no olvide poner inspiración a su visión, actitud y metas establecidas. Propóngase despejar el camino y tomar el qué mejor lo conduzca, con confianza y compromiso hacia su objetivo. Lo mejor es que esa sea una tarea de todos los días. Recuerde que no está solo o sola en esto y lo que a usted le puede costar segundos a otro le puede costar muchos, muchos minutos y quizás muchas horas.

Quinto, sé tú mismo y piensa en tu grandeza. Sos un ganador, una ganadora, y ya ganaste. Si tú ganaste todos ganamos. Lucha a cada instante por este marcador. Refuerce y renueve sus ideas de cómo conseguirlo. Si caigo, me levanto, aprendo y sé con certeza que el caer es parte de mi aprendizaje, de mi éxito.
Sexto, repítase: Yo soy grande y pienso en grande. Soy un ganador por excelencia. Solo quiero ganar, luchar y sirvo con humildad en función de mis objetivos y metas.
Unas de las tantas palabras celebres de Gandhi nos recuerda nuestra fortaleza para crear marcadores exigentes:

“Los hombres somos el resultado de lo que creemos ser;

si pensamos que no podemos lograr algo, así será;

pero si estamos convencidos de que sí podemos,

entonces lucharemos por desarrollar las capacidades que

necesitamos aunque al principio no las tengamos”.

Gandhi

Carpe Diem!

Descargar lectura aquí

Contáctenos


Themes by www.themesfreedownloader.com

www.couponslay.com